Salud General

Concientización sobre la salud sexual en los hombres

Salud sexual en los hombres

Noviembre es el mes de la salud masculina y estamos creando conciencia sobre diversos problemas de salud masculina. En lo que respecta a la salud, los hombres son notoriamente reacios a buscar ayuda, especialmente para la salud mental. Acabar con los estigmas y desmitificar los problemas de salud masculinos es crucial para animar a los hombres a hablar.1 Esto es igualmente cierto para la salud sexual masculina, que exploraremos en este artículo.

¿Qué es la salud sexual en los hombres?

Es innegable que el sexo es una parte importante de la vida y desempeña un papel en la vida de todas las personas; al menos la razón por la que usted está hoy aquí, es la reproducción sexual. Sin embargo, más allá del aspecto científico y reproductivo del sexo, es algo que da placer y acerca a las personas, siendo los pensamientos sexuales algo habitual para la mayoría de la gente.

Un mito urbano popular es que los hombres piensan en el sexo cada siete segundos, aunque la investigación ha encontrado pruebas que dan crédito a la noción de que los pensamientos sobre el sexo son particularmente comunes en los hombres, ya que el sexo desempeña un papel importante en la vida de los hombres. Sin embargo, el sexo también puede verse afectado y obstaculizado por diversos problemas de salud relacionados con el sexo en los hombres.2

Según la Facultad de Medicina de Harvard, la salud sexual masculina se refiere a un "estado de bienestar que permite a un hombre participar plenamente en la actividad sexual y disfrutar de ella. Una serie de factores físicos, psicológicos, interpersonales y sociales influyen en la salud sexual de un hombre".3 Esto implica que la salud sexual va mucho más allá de la simple enfermedad y las enfermedades de transmisión sexual. Por ejemplo, la libido constituye una parte crucial de la salud sexual ya que, sin ella, no existiría el deseo de mantener relaciones sexuales y el placer de hacerlo desaparecería. Y, sin embargo, la libido baja es uno de los muchos problemas sexuales graves para muchos hombres. Otros más comunes de lo que se cree son la disfunción eréctil (DE) y la eyaculación precoz.

Aunque estos problemas de salud sexual pueden no parecer tan perjudiciales como otras afecciones, cuestiones como la disfunción eréctil pueden suponer una pesada carga para los hombres. En primer lugar, la incapacidad de conseguir o mantener una erección puede provocar trastornos mentales y causar una angustia considerable entre los hombres, como sentimientos de depresión y falta de autoestima.4 También puede ser un signo de algo más grave, como una cardiopatía en fase inicial. Está claro que la salud sexual es algo que debería tomarse muy en serio en los hombres y, sin embargo, no suele diagnosticarse lo suficiente. ¿Por qué?

Los problemas de salud sexual a menudo se subdiagnostican en los hombres

El hipogonadismo, comúnmente conocido como deficiencia de testosterona, es la causa original de muchos problemas relacionados con la salud sexual masculina, que incluyen:5

  • Disfunción eréctil
  • Libido baja
  • Desarrollo sexual incompleto
  • Baja fertilidad
  • Testículos pequeños

El hipogonadismo es cada vez más frecuente a medida que las poblaciones de los países desarrollados envejecen y presentan comorbilidades, aunque no siempre ha sido bien diagnosticado. Las opciones de tratamiento incluyen la terapia de reemplazo de testosterona, pero para justificar el tratamiento, los médicos deben identificar tanto los síntomas del hipogonadismo como la evidencia de niveles bajos de testosterona.

Los valores de corte para la testosterona sérica han variado a lo largo de los años y, como resultado, los casos límite no han sido diagnosticados. Sin embargo, ahora existen pautas para definir los niveles bajos de testosterona con indicaciones de tratamiento que deberían ayudar con el diagnóstico. 5

Obtenga más información sobre el hipogonadismo aquí

Podría decirse que la razón más común del subdiagnóstico de los problemas de salud sexual en los hombres es la falta de comportamientos de búsqueda de apoyo por parte de los hombres. Los hombres con disfunción eréctil a menudo tienen dificultades para buscar ayuda, ya que perciben la afección como vergonzosa e incluso dudan en pedir tratamiento delante de un especialista.6,7

La realidad es que la disfunción eréctil es mucho más común de lo que la gente cree y no debería ser motivo de vergüenza, aunque las actitudes de los médicos no han ayudado en el pasado, con evidencias de hombres jóvenes que han sido descartados sin un examen médico por disfunción eréctil basándose en la suposición de que se trata de una afección "autolimitada", una percepción que está cambiando gradualmente en la comunidad médica, pero aún queda camino por recorrer.8

¿Interesado en aprender más sobre la disfunción eréctil?  

¿Cuándo es momento de ver a un médico?

Si usted mismo busca signos de posibles problemas de salud sexual, podrá detectar cualquier problema antes de que se detecte en las revisiones rutinarias posteriores. Los primeros signos de que algo va mal pueden ser evidentes sin necesidad de conocimientos especializados, así que preste atención:9

  • Falta de interés en el sexo
  • Dolor o dificultad para experimentar sexo con penetración
  • Imposibilidad de tener o mantener una erección
  • Eyaculación precoz (eyacular demasiado pronto)
  • Pérdida de deseo
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Si tomamos la eyaculación precoz como ejemplo, los problemas físicos de próstata y tiroides podrían ser una de las posibles causas, sobre la que sólo se puede obtener más información tras una consulta con un especialista.10 Pero eso no quiere decir que no deba seguir buscando ayuda profesional si el problema no es físico. Factores psicológicos como la depresión, el estrés, los problemas de pareja o la ansiedad sobre el rendimiento sexual también pueden estar detrás de problemas como la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, y la terapia de pareja o ciertos medicamentos pueden ayudar en la situación.10

La salud sexual en los hombres es algo totalmente importante y debe controlarse. Aprender a detectar precozmente los problemas de salud sexual permite a los hombres buscar la ayuda necesaria. Las preocupaciones sobre la salud sexual son comunes y los hombres deben poder expresarlas sin sentirse avergonzados.

Si tiene alguna inquietud con respecto a su salud sexual, hable con su profesional de la salud para recibir un diagnóstico profesional.

Puntos a tener en cuenta:

  • La salud sexual masculina se extiende más allá de las enfermedades de transmisión sexual, también implica participar plenamente y disfrutar de las actividades sexuales.
  • Los problemas de salud sexual en los hombres, que incluyen disminución de la libido y disfunción eréctil, suelen estar subdiagnosticados en los hombres
  • Puede detectar los primeros signos de que algo va mal sin necesidad de conocimientos médicos.
  • Sin embargo, si no está seguro de algo, le recomendamos que hable con su profesional de la salud sin demora.

Referencias

  1. Chatmon, B. N. American Journal of Men’s Health 2020 14:1557988320949322.
  2. Fisher T. D., et al. The Journal of Sex Research 2012;49(1):69-77.
  3. Men’s Sexual Health. Harvard Health Publishing https://www.health.harvard.edu/topics/mens-sexual-health#:~:text=Sexual%20health%20refers%20to%20a,influence%20a%20man's%20sexual%20health.
  4. Tomlinson J, Wright D. BMJ 2004;328(7447):1037.
  5. Muneer A. Trends in Urology, Gynacology & Sexual Health 2010;15(2):14-17.
  6. Carson C. C. Rev Urol 2002;4 Suppl 3(Suppl 3):S2-8.
  7. Hoesl C. E., et al. Eur Urol 2005;47(4):511-7.
  8. Rastrelli G, Maggi M. Transl Androl Urol 2017;6(1):79-90.
  9. Sexual Wellbeing. Royal Free London NHS https://www.royalfree.nhs.uk/services/services-a-z/sexual-health-services/advice-on-sexual-health/.
  10. Ejaculation Problems. NHS https://www.nhs.uk/conditions/ejaculation-problems/.

Manténgase actualizado y únase a nuestra lista de correo

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.