¿Por Qué Se Me Cae El Pelo?

Puntos a tener en cuenta
  • La caída del cabello es completamente normal.
  • La caída excesiva del cabello que conduce a la calvicie suele estar causada por cambios hormonales o estrés en personas con determinados genes.
  • La caída excesiva del cabello puede fracturar la autoimagen y la confianza de las personas.
  • Algunos tipos de caída del cabello son reversibles, pero no todos.
  • Los tratamientos contra la caída del cabello pueden ser dietéticos, médicos, quirúrgicos y de asesoramiento.

¿Por qué se me cae el cabello?

¿Se está preguntando por qué se le cae el cabello? ¿Ha notado cambios en la línea de nacimiento del cabello? ¿O que el pelo se está debilitando en algunas partes? Es posible que se pregunte cuál es la causa de la caída del cabello y si hay algo que pueda hacer al respecto.

En este artículo hablaremos sobre las causas de la caída del cabello, los distintos tipos de caída y cómo afrontarla.

Entender la caída del cabello

La mayoría de la gente no necesita pensar mucho en el crecimiento del cabello, simplemente sucede. Sin embargo, bajo esa simplicidad se esconde un ciclo complejo con cuatro fases: crecimiento (anágena), transición (catágena), reposo (telógena) y caída (exógena).1 La mayor parte del tiempo, el cabello se encuentra en la fase de crecimiento, en la que permanece varios años antes de caer y ser reemplazado.

La caída del cabello corresponde a la cuarta fase, en la que los cabellos viejos caen para dejar paso a otros nuevos. Es completamente natural perder entre 50 y 100 cabellos al día2 y apenas notarlo. Sólo cuando se empieza a perder más cabello del que crece es cuando uno puede preocuparse por la caída del cabello y buscar tratamiento.

La caída del cabello puede ser reversible dependiendo de si ha sido causada por cicatrización. Normalmente son las cicatrices las que impiden que el pelo vuelva a crecer, provocando una caída permanente. Veamos con más detalle los distintos tipos de caída del cabello y sus causas.

Tipos habituales de caída del cabello y sus causas

Pérdida de cabello de patrón masculino

La pérdida de cabello de patrón masculino (más conocida como calvicie de patrón masculino o alopecia androgenética) es uno de los tipos más comunes de pérdida de cabello. Puede comenzar a finales de la adolescencia o principios de los veinte años, pero es más frecuente con la edad. A los 50 años, hasta el 50% de los hombres presentan signos de calvicie de patrón masculino, como adelgazamiento, entradas o calvicie.3 Este tipo de pérdida de cabello tiende a ser permanente.

Los signos reveladores de la calvicie de patrón masculino incluyen:

  • Retroceso de la línea del cabello (entradas)
  • Caída del cabello alrededor de las sienes
  • Caída del cabello en la parte superior de la cabeza (coronilla)

En la mayoría de los casos, el desencadenante de la caída del cabello de patrón masculino son los cambios hormonales. La hormona sexual dihidrotestosterona (DHT) se une a los folículos pilosos y provoca su miniaturización, cuando el folículo piloso se contrae y dificulta su crecimiento. Esto da lugar a cabellos más finos y delgados, y a la caída del cabello. La genética también desempeña un papel clave en la caída del cabello de patrón masculino. Las personas con una alta sensibilidad a la DHT, que suele ser hereditaria, son más propensas a la caída del cabello que las personas con una baja sensibilidad a la DHT.

Los siguientes problemas de salud también están relacionados con un mayor riesgo de calvicie de patrón masculino:

  • Obesidad.
  • Cáncer de próstata.
  • Hipertensión arterial.
  • Cardiopatías

Alopecia areata

La alopecia areata afecta aproximadamente al 2% de la población del Reino Unido y está causada por un trastorno autoinmune, es decir, cuando el sistema inmunitario ataca al organismo. Por razones desconocidas, los glóbulos blancos atacan los folículos pilosos e interfieren en el ciclo natural de crecimiento del cabello.

En la alopecia areata, la caída del cabello es impredecible y desigual.4 El cabello suele caerse en pequeños parches del tamaño de una moneda, aunque también pueden verse afectadas zonas más amplias del cuero cabelludo. En algunos casos, las personas pierden todo el pelo del cuero cabelludo (alopecia total) o todo el cuerpo (alopecia universal).  

La alopecia areata puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad, sexo o raza, pero es más frecuente en personas menores de 30 años. Las personas con otras enfermedades autoinmunes, como la enfermedad tiroidea y la diabetes de tipo 1, también son más propensas a desarrollar este tipo de caída del cabello,5 y el estrés puede ser un factor desencadenante.

Lamentablemente, la alopecia areata no tiene cura, y las personas tienden a seguir perdiendo el pelo de forma impredecible.

Efluvio telógeno

En el efluvio telógeno, un número de cabellos superior al normal pasa a la fase de reposo (o telógena) del ciclo de crecimiento del cabello. Esto significa que el cabello se debilita más rápido de lo normal, lo que provoca su caída.6 Los principales signos del efluvio telógeno son el debilitamiento del cabello y una mayor caída, a menudo en todo el cuero cabelludo.

En la mayoría de las personas, el efluvio telógeno se produce tras un acontecimiento estresante o traumático (aunque en algunos casos la causa no está clara). Algunos ejemplos incluyen:

  • Pérdida de peso significativa.
  • Cirugía.
  • Lesiones graves.
  • Parto.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Ciertos medicamentos.

La caída del cabello no suele producirse hasta varios meses después del suceso, ya que es el tiempo que tarda en caerse. El pelo debería volver a crecer en 6 meses, pero en algunos casos tarda mucho más.

Otros tipos de pérdida de cabello

Existen muchos tipos de caída del cabello menos comunes que los que hemos comentado. Entre ellos se incluyen:

  • Trastorno de arrancarse el cabello (tricotilomanía): Se trata de una afección en la que una persona no puede evitar arrancarse el pelo. Afecta al pelo de la cabeza, las cejas y/o las pestañas, lo que provoca la caída del cabello en estas zonas. Este comportamiento repetitivo suele estar relacionado con el estrés.
  • Alopecia por tracción: un tipo de caída del cabello provocada por peinados tirantes, especialmente frecuente en personas de raza negra con el pelo rizado y tirante que llevan el pelo trenzado durante largos periodos de tiempo.7
  • Efluvio anágeno: forma de alopecia no cicatricial asociada habitualmente a la quimioterapia.

Aunque no se trata de un tipo específico de caída del cabello, las afecciones médicas y las carencias vitamínicas también pueden limitar su crecimiento y reducir su calidad.

Tratamientos contra la caída del cabello

Un tratamiento efectivo contra la caída del cabello depende de su causa.

Lo más probable es que la caída del cabello causada por una afección médica, una carencia de nutrientes o el estrés sea reversible. En estos casos, es conveniente consultar a un profesional de la salud para tratar estos problemas, ya sean físicos o mentales. Muchas personas que sufren caída del cabello debido al estrés, la ansiedad o el hábito de arrancarse el pelo, se beneficiarán del asesoramiento psicológico como parte de su tratamiento contra la caída del cabello.

Existen varios tratamientos médicos para la caída del cabello:

  • Finasterida: Este medicamento de venta bajo receta bloquea la DHT, impidiendo que la hormona se fije a los folículos pilosos. La finasterida está disponible en comprimidos y en forma de champú o aerosol. Es especialmente eficaz en la calvicie masculina.
  • Minoxidil: Este medicamento de venta libre puede aplicarse directamente sobre el cuero cabelludo, normalmente en forma de champú. Actúa aumentando el flujo de sangre y nutrientes a los folículos pilosos, lo que puede estimular el crecimiento de cabello nuevo y más sano. Al igual que la finasterida, es especialmente eficaz en la calvicie masculina.
  • Inyecciones de esteroides: Este tratamiento se utiliza sólo para la alopecia areata y consiste en inyectar corticosteroides directamente en el cuero cabelludo para reducir la inflamación y suprimir la respuesta inmunitaria.
  • Ritlecitinib: Inmunosupresor que, de forma similar a las inyecciones de corticoides, actúa sobre las vías inmunitarias implicadas en la alopecia areata. Actualmente es un fármaco en investigación pendiente de aprobación.
  • Los tratamientos quirúrgicos también son una opción para la caída del cabello: Trasplantes capilares: Consiste en trasladar folículos pilosos de una parte del cuerpo (zona donante) a una zona calva (zona receptora) del cuero cabelludo. Este procedimiento suele realizarse con anestesia local.
  • Terapia láser: Opción de tratamiento no invasivo que consiste en exponer el cuero cabelludo a niveles bajos de luz láser, que se cree que promueve la actividad celular dentro de los folículos pilosos.

Recomendamos consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento para la caída del cabello. Recuerde que no todos los tratamientos son adecuados para todo el mundo y que algunos pueden tener efectos secundarios. Si no desea utilizar estos tratamientos pero no le gusta el atractivo visual de la caída del cabello y la calvicie, las pelucas o los postizos son, por supuesto, unas opciones fantásticas que pueden aumentar la confianza en sí mismo.

Referencias
  1. Hoover E et al. Physiology, Hair.
  2. NHS. Hair loss.
  3. Cranwell W, Sinclair R. Male Androgenetic Alopecia.
  4. NICE. Alopecia areata: How common is it?
  5. British Association of Dermatologist. Alopecia Areata.
  6. Alopecia UK. T‌elogen Effluvium.
  7. Pulickal JK et al. Traction Alopecia.

Artículos similares

No items found.

Manténgase actualizado y únase a nuestra lista de correo

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.