Salud General

El lado malo de la bebida: cómo afecta el alcohol a su salud como hombre

El alcohol es un elemento básico de la sociedad moderna y lo consumen personas de todos los sexos y de casi todas las edades. A pesar de ello, las investigaciones demuestran que el consumo de alcohol no es igual entre hombres y mujeres.1 Este artículo ahonda en los mayores índices de consumo de alcohol entre los hombres, el impacto del consumo excesivo en la salud, y también explora algunas formas en las que puede intentar reducir su propia ingesta.

El consumo y abuso de alcohol es mayor en los hombres

Según una estimación mundial del consumo de alcohol en 2016, 1.460 millones de hombres y 880 millones de mujeres mayores de 15 años consumían alcohol, pero la historia no termina ahí.1 Los hombres tienen dos veces más probabilidades de consumir alcohol en exceso que las mujeres, y el 7% de los hombres declaran un trastorno por abuso de alcohol, frente al 4% de las mujeres.2 La tendencia a un mayor consumo de alcohol en los hombres es evidente, pero ¿cuáles son las implicancias para la salud?

Un mayor consumo conduce a mayores tasas de afecciones médicas graves

El alcoholismo está asociado con una variedad de efectos negativos para la salud, que incluyen: 3

  • Enfermedad infecciosa
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Enfermedad neuropsiquiátrica
  • Enfermedad cardiovascular
  • Enfermedad del hígado y el páncreas

No hay mejor ejemplo para poner de relieve los riesgos para la salud del consumo excesivo de alcohol que la simple observación de los casos desproporcionadamente más elevados de enfermedades relacionadas con el alcohol en los hombres. Las mejores estimaciones sugieren que los hombres tienen cinco veces más probabilidades de sufrir enfermedades crónicas relacionadas con el alcohol. Aunque esta cifra por sí sola es preocupante, en realidad los hombres tienen menos probabilidades de desarrollar estas enfermedades relacionadas con el alcohol si consumen la misma cantidad (unidades de alcohol) que las mujeres, lo que subraya aún más las disparidades de la cantidad de alcohol ingerida entre hombres y mujeres.3 Como era de esperar, esta escalofriante tendencia dominada por los hombres continúa si nos fijamos en las muertes y hospitalizaciones relacionadas con el alcohol, y los problemas no finalizan ahí.2

Alcohol y salud sexual

La relación entre el alcohol y el sexo es un arma de doble filo. No se puede negar que beber puede reducir las inhibiciones, aumentar la confianza y aumentar el deseo sexual. 4 Esto puede ser beneficioso en ciertos entornos, pero también podría generar algunos efectos no deseados; el comportamiento masculino desinhibido debido al alcohol se asocia con niveles más altos de relaciones sexuales sin protección y las transmisiones de ETS asociadas y embarazos no planificados.

La ingesta de alcohol también es conocida por su capacidad para frustrar incluso los encuentros más íntimos. Como depresor, el alcohol afecta al sistema nervioso y puede impedir las erecciones al interferir con las señales que llenan el pene de sangre, un paso clave en el inicio de una erección.5 Aunque la disfunción eréctil debida a la intoxicación etílica suele ser de corta duración,4 el consumo excesivo y constante de alcohol puede causar daños hepáticos con consecuencias a largo plazo para el rendimiento sexual. Los daños hepáticos contribuyen a reducir los niveles de testosterona y a elevar los de estrógenos, lo que aumenta el riesgo de disfunción eréctil.5

Más información sobre la disfunción eréctil

La testosterona también controla la libido, también conocida como deseo sexual, y desempeña un papel importante en la producción de esperma. La reducción de los niveles de testosterona puede reducir la libido, la calidad y el recuento de espermatozoides y, por tanto, la fertilidad general de un hombre.6-9 Es poco probable que estos efectos negativos sólo repercutan en el dormitorio y agravarán el problema al contribuir a sentimientos de depresión, culpa y baja autoestima.

Peso y apariencia

Las bebidas alcohólicas son ricas en calorías, aunque la mayoría de ellas ofrecen muy poco valor nutricional. Sí, se podría argumentar que no hay nada malo en tomar una cerveza ligera de vez en cuando después de una intensa sesión de ejercicio, pero la mayoría de las bebidas alcohólicas que consumimos contribuyen a un excedente en nuestra ingesta diaria de calorías. Calorías vacías, por así decirlo. Esto significa que beber puede contribuir al aumento de peso.

Aunque este problema no es exclusivo de los hombres. La forma en que el alcohol afecta a cada género es diferente. Por ejemplo, los hombres tienden a engordar alrededor de la zona abdominal, dando lugar a la famosa "barriga cervecera". Este problema también es potencialmente peligroso, ya que aumenta el riesgo tanto de enfermedades cardiacas como de diabetes.10 Los hombres tienden a ser más corpulentos y pesados que las mujeres, lo que permite un mayor consumo para el mismo nivel de alcohol en sangre, lo que significa que los hombres suelen beber más que las mujeres para alcanzar el mismo nivel de intoxicación. Más alcohol significa más calorías sobrantes, y éstas tienen que ir a alguna parte.

¿Cómo se puede controlar el consumo de alcohol?

Hasta ahora hemos explorado algunos efectos desagradables que el alcohol tiene sobre el cuerpo masculino. Por otra parte, es importante recordar que la mayoría de estos efectos se deben al consumo excesivo de alcohol durante largos periodos de tiempo; unas pocas copas con moderación no van a hacer que tu cuerpo se apague de la noche a la mañana. No obstante, si te preocupa estar bebiendo demasiado o quieres controlar tu consumo para evitar que se dispare en el futuro, aquí tienes algunos consejos útiles:

Cumplir con los niveles recomendados de consumo de alcohol.
  • No beber más de 14 unidades de alcohol por semana, repartidas en tres días o más.
Alternar cada bebida con un vaso de agua.
  • Esto no sólo reducirá la cantidad de alcohol que consume, sino que también lo rehidratará. Puede que lo agradezca por la mañana.
Pruebe la cerveza sin alcohol
  • Las cervezas sin alcohol han avanzado mucho en los últimos años en cuanto a sabor y aroma, y son una bebida útil para disfrutar socialmente sin los efectos negativos del alcohol.
Conozca sus límites
  • El hecho de que sus amigos puedan beber una cierta cantidad, no significa que usted pueda o deba hacerlo. Cada persona procesa el alcohol de manera diferente, por lo que es importante que cuando disfrute de una bebida, comprenda la tolerancia de su cuerpo.
Busque productos de menor graduación
  • Bebidas como la cerveza y la sidra pueden variar considerablemente de graduación, pero suelen servirse en el mismo volumen. Por tanto, si elige una bebida de menor graduación estará consumiendo menos alcohol.

Reflexiones finales

Beber alcohol puede alegrar muchas vidas, aunque es importante conocer los riesgos asociados a su consumo y cómo manejarlos. Si le preocupa su consumo de alcohol, es muy recomendable que acuda a su profesional de la salud para asegurarse de recibir la ayuda y el apoyo que necesita.

Puntos a tener en cuenta:

  • Por regla general, los hombres beben considerablemente más alcohol que las mujeres.
  • El resultado de esto es una tasa mucho más alta de enfermedades relacionadas con el alcohol en los hombres.
  • Además de las enfermedades, el consumo de alcohol puede afectar a la salud sexual y provocar trastornos como la disfunción eréctil.
  • El consumo excesivo de alcohol se asocia con efectos no deseados en el peso y la apariencia que pueden ser específicos del cuerpo masculino
  • Mantener una relación sana con el alcohol es clave y puede hacerlo siguiendo nuestros útiles consejos

Referencias

  1. White, A.M. Alcohol Research Current Reviews 2020;40(2):01.  
  1. Excessive Alcohol Use is a Risk to Men’s Health. Centers for Disease Control and Prevention website: https://www.cdc.gov/alcohol/fact-sheets/mens-health.htm
  1. Rehm J. Alcohol Res Health 2011;34(2):135-43.  
  1. How alcohol affects yout sex life and fertility. Health Service Executive Ireland website https://www2.hse.ie/wellbeing/alcohol/physical-health/alcohols-effect-on-the-body/sex-life-and-fertility.html
  1. Yafi, F.A., et al. Nature Reviews Disease Primers 2016;2(1):1-20.
  1. Ricci, E., et al. Reproductive Biomedicine Online 2017;34(1):38-47.
  1. Condorelli, R.A., et al. Andrologia 2015;47(4):368-379.
  1. Emanuele, M.A. and Emanuele, N. Alcohol Research & Health 2001;25(4):282.
  1. Sansone, A., et al. Reproductive Biology and Endocrinology 2018;16(1):3.
  1. Piano MR. Alcohol Res. 2017;38(2):219-241.

Manténgase actualizado y únase a nuestra lista de correo

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.